News

Instituciones Acuden en Masa a Alquileres Unifamiliares a Medida que la Pandemia Aumenta la Demanda.

febrero 16, 2021


Los inversores institucionales y los administradores de apartamentos ven oportunidades en los alquileres unifamiliares, ya que muchos estadounidenses optan por no buscar ser dueños de una vivienda en el competitivo mercado inmobiliario actual.


La pandemia ha provocado un aumento en la demanda del tipo de espacio habitable privado que ofrecen las viviendas unifamiliares. Esta tendencia ha llamado la atención de inversores institucionales, particulares y administradores de apartamentos, muchos de los cuales están haciendo grandes apuestas en alquileres unifamiliares.

En los últimos tiempos, es fácil comprender el atractivo de vivir en casas independientes en lugar de una unidad más pequeña en un complejo de apartamentos urbano. El fenómeno se explica fácilmente por el deseo de escapar de la congestión y las restricciones de los centros de las ciudades junto con la nueva flexibilidad del trabajo remoto y más tiempo en casa.

Con una escasez de viviendas que llevan los precios a máximos históricos, hay pocas dudas de por qué los estadounidenses están adoptando el alquiler en lugar de comprar una casa suburbana espaciosa y moderna.

De acuerdo con realtor.com, en diciembre de 2020, el precio medio de lista de una vivienda unifamiliar era de 340.000 dólares, un aumento del 13,4% con respecto al año anterior. A nivel nacional, el número de viviendas a la venta en diciembre bajaron un 39,6% respecto al mismo período de diciembre de 2019, lo que se traduce en aproximadamente 449.000 viviendas disponibles menos.

El alquiler de una vivienda unifamiliar puede ser una solución viable por diversas razones importantes. En muchos mercados, adquirir de una vivienda está simplemente fuera del alcance financiero del asalariado promedio. En otros casos, los residentes buscan una mayor flexibilidad durante períodos de incertidumbre o simplemente prefieren evitar el compromiso y los riesgos de fluctuaciones en el precio de la vivienda y / o una hipoteca a largo plazo.

Los inversores, constructores y administradores de apartamentos han tomado nota de esta tendencia. Antes del reciente aumento en la demanda de alquileres unifamiliares, los propietarios institucionales solo representaban el 3% del inventario total, lo que proporciona una amplia participación de mercado para los recién llegados.

El futuro incierto de las oficinas y los centros comerciales, junto con la interrogante del multifamiliar, ha obligado a los inversores a buscar nuevos vehículos para destinar capital.

Otro testimonio de esta tendencia se puede encontrar en el sector de los REIT. Los REIT de alquileres unifamiliares, han superado al mercado REIT en general en 2020 en un 23%, superando los sectores tradicionales de viviendas múltiples (-9%), oficinas (-22%) y centros comerciales (-33%), según JLL Research.

Los alquileres unifamiliares se ven como una oportunidad para adelantarse a lo que se cree que es una tendencia a largo plazo. Con el inventario históricamente bajo, el siguiente paso razonable de los inversores es utilizar la afluencia de capital para crear su propia oferta de vivienda a través de un modelo de construcción para alquiler.

La construcción de nuevas unidades ha estado en un promedio constante de alrededor de 31,000 unidades durante los últimos 40 años. Ahora estamos viendo un aumento a 50,000 unidades y subiendo. La crisis de la vivienda de 2008 inició la tendencia de alquileres unifamiliares y ahora la pandemia de COVID-19 la está impulsando.

También estamos viendo que operadores tradicionales de grandes apartamentos, como Greystar Real Estate Partners, agregan alquileres unifamiliares a sus carteras. Greystar administra actualmente 1,500 hogares y tiene como objetivo el crecimiento a 25,000 hogares como se discutió en este artículo de Bloomberg.

Con la idea de que otros estarían dispuestos a arrendar en lugar de pedir prestado, los administradores de apartamentos ven una oportunidad para un ciclo de ventas más largo.

Siempre es más fácil alquilar o vender a un cliente existente, y es probable que muchos sigan la misma línea lógica de pensamiento para atender a los clientes durante todo el ciclo de vida de la vivienda. Gary Beasley, director ejecutivo de Roofstock, lo describió mejor, el ciclo comienza con el alquiler de apartamentos urbanos a residentes en sus veintes, trasladándolos a casas de alquiler en los suburbios a los treintas y, finalmente, vendiéndoles una casa en sus cuarentas.


Por Kris Oxtal MAI, Socio

koxtal@capright.com